Sábanas Cuna Colecho: Como la piel de un bebé!!

suave www.elizabethqueenluxury.com desarrollado por www.nettogrowthpartners.com

Suave y dulce espera

Cuando estás esperando que llegue un bebé a casa, hay un montón de cosas que puedes hacer, y así la espera será más dulce y más suave.

Por ejemplo alistar su dormitorio, aquí ya te encuentras con un mundo maravilloso en donde hay miles de alternativas para elegir: pintura, empapelados, cortinas, alfombras, cuadros, porta retratos aguardando las bellas fotografías de tu bebé … etc.

La estrella del cuarto es la cuna, y aquí se abre otro mundo mágico donde puedes elegir juegos de sábanas, edredones, sobrecamas, chichoneras, tules, móviles… tantos colores, motivos, estampados, materiales, tejidos, fibras!!!

Es tanto, que algunas veces necesitamos ayuda para decidirnos por una u otra cosa. Si me permites, me gustaría darte algunos tips.

Lo primero que sería importante es saber el sexo del bebé, si bien esto no debe condicionarte a elegir los típicos colores rosados y celestes (para nena o nene respectivamente), cuando no tienes inconveniente con esta «convención» o usanza, esto te puede ayudar mucho para iniciar. Por el contrario, si no te gustan estos colores y/o no deseas saber el sexo del bebé, puedes elegir entre una gran gama de colores, los pasteles por ejemplo.

Mi recomendación es que en el cuarto del bebé siempre existan elementos (paredes o cortinas o juguetes, detalles, etc.) de color amarillo vivo, vibrante o brillante, porque este color estimula la inteligencia de los niños (según los estudiosos de la psicología del color).

Adornos decorativos en amarillo

La pintura no es la única opción para los muros, también existen los dibujos pintados, los empapelados, los entelados y gran cantidad de placas de recubrimientos texturadas.

En cuanto a recubrimientos, personalmente creo que los empapelados son más convenientes (principalmente aquellos autoadhesivos) ya que se pueden retirar fácilmente sin dañar la superficie de la pared y cambiar la decoración del espacio en poquísimo tiempo. En el mercado se puede encontrar una gran variedad de motivos: infantiles, estampados florales, rayados, a lunares, cuadrillé, minimalistas, abstractis, modernos, imitaciones (madera, textiles, piedras, etc.), etc.

La habitación del bebé, es del bebé!, pero esta hermosa personita aún no está en condiciones de elegir la decoración de su espacio. Entonces es importante que los padres (tal vez con ayuda de un profesional) decidan los colores, texturas, muebles y objetos, lo cual es muy importante ya que serán ellos los que pasarán muchas horas allí y deben disfrutar de ese espacio, dado que su estado anímico influye mucho en el bebé.

Veamos las cortinas, cuanto mejor iluminado y ventilado naturalmente esté un ambiente, mucho más sano será para quien habite allí. Entonces, es bueno colocar cortinas livianas que permitan el ingreso de la brisa exterior y de luz, tamizando los rayos del sol (cuando estén cerradas), esto permitirá crear un ambiente de luz cálida realmente muy agradable. Recomiendo utilizar tejidos de fibras naturales como algodón o lino de tejidos muy abiertos… cuanto más rodeemos de elementos no sintéticos a los niños, mejor.

La Cuna de tu bebe

Es el momento de ver como vestimos al elemento principal del cuarto del bebe: LA CUNA, veremos una variedad de tamaños que se irán adaptando acompañando el crecimiento del niño. Tenemos moisés, cunas de 2 o 3 medidas diferentes, Cunas Colecho (que se adosan a la cama de los padres), cunas extensibles, etc.

Cuna Colecho con Chichonera

Para vestir la cuna, tenemos los juegos de sábanas (ajustable, superior y funda de almohada), el cobertor, el edredón, la chichonera (especie de almohadilla que se coloca en vertical rodeando los 4 costados de la cuna), tules (para evitar insectos), etc…etc

En cuanto a las sábanas, cuanto mayor contenido de fibras naturales tengan en su tejido, será mucho mejor para la piel del bebé. Esto se debe, a que las fibras naturales son más respirables o transpirables, con esto el bebé estará más cómodo. Los algodones (para este caso, es mi tejido favorito) son muy resistentes, y cuanto más se lavan, mejor se ponen.

Satén de Algodón

El Satén de Algodón es mi preferido y te lo recomiendo, tiene una gran suavidad, es terso, fresco en verano y cálido en invierno, muy duradero, manteniendo sus características (de brillosidad, suavidad y tersura) a lo largo del tiempo. Los tejidos se miden en peso por unidad de superficie (como en las toallas), o por cantidad de hilos por pulgada cuadrada (como las sábanas). Por lo tanto, cuantos más hilos, mejor calidad y resistencia de la tela. Puedes usar sabanitas desde 180 hilos en adelante. Un juego de sabanas de Satén de Algodón de 300 hilos sería ideal, muy confortable y suave… y en realidad, para todos los integrantes de la familia, no solo para el bebé.

Es por todo esto que mi título de este post es:…»Tan suave como la piel de un bebe»

Deseo que algunas de estas recomendaciones se adapten también cuando elijas el resto de cosas para el bebé.

Bueno, creo que ya estás en condiciones de comenzar!!! Compramos las sábanitas?

Nuestra tienda esta desarrollada por Netto Growth Partners

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hablemos ahora!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋!!
En qué te podemos ayudar?